Blog de Espionaje

Averiguar quien va a mi casa es así de sencillo

Averiguar quien va a mi casa es así de sencillo

Existen muchas razones por las cuales a una persona le interesaría colocar una cámara de vigilancia en casa: descubrir una infidelidad, demostrar una mentira de algún familiar, demostrar el sabotaje de algún vecino en la propiedad, etc.

Lo cierto, es que si os habéis preguntado cómo saber quién entra y sale de mi casa, habéis llegado al sitio indicado. Esta vez os contaremos cuáles son vuestras alternativas con respecto a las cámaras espías o cámaras de seguridad para proteger vuestra propiedad más preciada: el hogar.

Desvela los hurtos: Conoce las formas de rastrear quién entra y sale de tu hogar

Si recientemente has sido víctima de un robo, hurto o extravío dentro del hogar y necesitas saber qué está sucediendo en relación a las personas que entran y salen de tu casa, la mejor opción es adquirir algún sistema de vigilancia para tu domicilio.

Con este tipo de herramientas podrás obtener imágenes en tiempo real de todo lo que acontece en casa cuando no os estés cerca de la misma.

Si tienes la sospecha de que vuestra casa está siendo ultrajada, que eres víctima de un hurto o que se os están perdiendo objetos de valor del hogar y no sabes quién fue, una manera de averiguarlo es disponer de una cámara.

Lo primero que debes tener en cuenta es el tiempo que vayas a requerir para la grabación o captación de imágenes. Si te conformas con apenas 60 a 90 minutos de grabación lo ideal es vieras una cámara pequeña o un bolígrafo, muy sencillos en su uso, y que os brindarán los mejores resultados para descubrir lo que ocurre.

Cómo saber quién entra y sale de mi casa, es una pregunta que solo puede ser contestada con pruebas en la mano. La legislación es muy clara con respecto al uso de dispositivos para la grabación de datos personales o privados, sin embargo, no indica ninguna restricción con respecto a su uso en las instalaciones de vuestro hogar.

A menos que vuestra casa se encuentre en un acceso a la vía pública y la cámara capte imágenes que no tengan que ver con tu domicilio, la normativa no restringe su uso.

Descubrir infidelidades o mentiras con las cámaras

Ahora bien, si tu propósito es grabar más de un día o por lo menos más de 8 horas, una cámara en la entrada de tu casa no es una opción tan atractiva. De hecho, para aquellas personas que tengan dudas acerca de algún familiar o persona de confianza que entre en tu hogar, la opción más fiable es una cámara espía para saber quién entra y sale de la casa.

En este caso, puedes colocar una cámara espía en un reloj de escritorio, o una mini cámara cuya modalidad de grabación incluya al menos 8 horas continuas de funcionalidad.

¿Qué mejor manera de pillar a una empleada de servicio en alguna trampa que con una cámara de seguridad? O ¿Por qué no pillar a vuestro cónyuge si se encuentra haciendo algo indebido al salir y entrar de la casa varias veces al día? Para tener la certeza de este tipo de presunciones lo mejor es contar con cámaras espías que os aseguren la fiabilidad de vuestras dudas.

Lo que se busca cuando deseamos adquirir cámaras para vigilancia es que sean objetos fáciles de camuflar, ya que si pretendemos descubrir algo indebido, lo ideal es que no se note que se está grabando para que el evento desafortunado ocurra naturalmente y poder enterarnos de lo que ocurre.

Una cámara espía colocada en un marco de fotos que apunte hacia la entrada de vuestro domicilio es una alternativa ideal, al igual que colocarla en una caja de pañuelos sobre la mesa junto a la puerta, en un bolígrafo, un enchufe, un mando, etc.

Sobre la autonomía de la cámara

Las opciones son muy variadas y todo va a depender de tu presupuesto y del tiempo que necesites en cuanto a la grabación. En este sentido, la autonomía del dispositivo es sumamente importante, ya que si necesitas grabar durante más de 2 horas puedes descartar el uso de mecheros o llaveros, entre otros objetos pequeños que cuya duración media es de 1 hora aproximadamente.

En el caso de las grabaciones en hogares, las cámaras espías o cámaras ocultas deberían contar con una autonomía de 8 o más horas de grabación, ya que si pretendes dejar la cámara durante el día para ver quién entra y sale, por lo general ese es el tiempo que estarás fuera de casa.

Para la instalación de este tipo de dispositivos para saber quién entra y sale de tu casa no necesitas ningún tipo de conocimiento técnico, solo comprender que se trata de un dispositivo cuyo uso es delicado y requiere de adaptación. A fin de cuentas, el principal propósito es proteger la integridad de tu hogar y de los tuyos.