¿Qué hacer si te rayan el coche en la calle? ✎

¿Qué hacer si te rayan el coche en la calle?

Llegar al lugar donde aparcaste tu coche y percatarte que tienes un rayón en tu preciado vehículo es algo que hace mucho daño, y te lo digo por experiencia. Pero, ¿lo tendría ya o me lo acaban de hacer hace poco?

Carro Rayado

Te voy a contar lo que me ocurrió a mi, pero historias como la mía hay miles, seguramente si le preguntas a algún familiar o amigo también te cuente alguna que otra historia respecto a cuando se encontró su vehículo rayado.

Un día, como otro cualquiera, llegué por la mañana a coger el coche para ir a trabajar y al ir a abrir la puerta me di cuenta que había una raya de lado a lado del coche. La profundidad de la raya era medianamente profunda por lo cual pensé que lo habían hecho con una llave u otro objeto similar punzante.

Rodeé el vehículo para verificar más rayaduras y observe que uno de los limpiaparabrisas lo habían levantado. Que extraño.

Estuve dándole vueltas a la cabeza de quién y porqué me habían hecho eso. Que yo sepa no tengo ningún enemigo, con casi todo el mundo me llevo bien, no es un coche nuevo que pueda crear envidias,.., entonces, ¿porqué a mi y quién lo hizo?

Dando una nueva vuelta alrededor del coche me di cuenta de una cosa muy importante; los aparcamientos de esta calle están en batería, vi que había aparcado pisando una de las lineas y los aparcamientos suelen estar justos.  Cuando yo aparqué no había ningún coche al lado pero por la noche se llenan y no quedan plazas libres.  Ya lo tengo. Deduje que al aparcar pisando una de las lineas la persona que aparcó al lado se molestó tanto que decidió rayarme el coche y levantarme el parabrisas en lugar de dejarme una notita.

A partir de ese momento me cercioré en aparcar adecuadamente, dentro de la plaza y de las lineas reglamentarias.  Nunca más me ha vuelto a suceder.  Y toco madera.

Sin embargo no siempre es por este motivo o algo similar, hay muchas personas envidiosas, malas, locas e incluso una mezcla de varias cosas.  Encontrar a quién y porqué te han rayado el coche no es una tarea sencilla.

¿Quien y porqué me han rayado mi coche?

Encontrarte un día con que te han rayado el vehículo es algo muy molesto y se siente una sensación de impotencia tremenda. Además de todo lo que tendrás que gastar para repararlo, ¿y si me lo vuelve a hacer nuevamente una vez que lo repare y me gaste todo el dineral que eso supone? ¿cómo saber si fue con intención o sin querer?

Y si te ha ocurrido alguna vez, lo primero que debes hacer es guardar la calma, respirar profundo e idear un plan para atrapar al culpable.

Me gustaría que vieras este caso real donde contamos como se resolvió uno de los casos:

La cámara de la cual se está hablando en el video es la siguiente: Cámara 24 horas HD con Visión Nocturna

¿Cómo saber quién fué el que te lo rayó?

La mejor manera de saberlo es tenerlo grabado, para así poderlo enseñar a toda persona y demostrar quién ha sido el que lo ha hecho. No es lo mismo pensar quién te lo ha hecho que tener una prueba fehaciente de quién ha sido, son dos cosas totalmente distintas.

También se podría saber teniendo un testigo que lo haya visto.  El problema es que por regla general estos hechos los hacen en altas horas de la noche y asegurándose de que nadie vea. Además es un acto muy rápido que en unos segundos ha terminado.

Testigo de rayar el coche

Antes de realizar la rayadura miran a todos los lugares posibles y cuando están seguros de que nadie les vigila, entonces, y solo entonces, actúan.

Teniendo en cuenta estás dos formas de averiguarlo y teniendo en cuenta que disponer de un testigo no es nada sencillo, nos queda la opción de colocar un sistema de grabación, pero, ¿donde y cómo debe ser?

La instalación de cámaras en el coche se considera un sistema de vigilancia interno, no necesitas pedir permiso a la comunidad, debido a que se encuentran en tu coche, el cual es propiedad privada. Pero debes tener en cuenta que deberá enfocar única y exclusivamente a tu coche.  Sino es así será necesario que pidas permisos a la comunidad de propietarios en el caso de que quieras grabar dentro de un parking o garage de la comunidad.

Comúnmente, este tipo de sistemas se instala dentro del vehículo, viene incluido un sensor de movimiento que se activa cuando alguien se acerca al coche, comenzando a grabar el perímetro. Esto te ayudará a recopilar información y evidencia para un posible juicio contra el delincuente que raya tu coche.

Lo más recomendable sería instalar una cámara que enfoque única y exclusivamente a tu plaza de garage, de esta forma cubrirías los 360 grados del vehículo.  El problema es que instalar una cámara fuera de tu plaza enfocando hacia el mismo y de una forma que no se percate nadie es tarea prácticamente imposible.

Para estos casos tienes dos opciones: puedes instalar la cámara desde otro coche enfocando al tuyo, o bien si dispones de un trastero o unas baldas podrías colocar una cámara discreta que enfoque a tu vehículo y así poder grabar todo cuanto acontece.

Como usar la detección de movimiento de la cámara para grabar al delincuente

Hay diferentes modelos de cámaras; unas que llevan detección de movimiento y otras que no la llevan.  Dentro de las que llevan detección es importante que se puedan cambiar los diferentes niveles de sensibilidad de la detección para que de esta forma salte cuando el delincuente esté más alejado o más cercano a tu coche.

En principio te recomiendo que dejes el nivel de sensibilidad tal y como te viene de fábrica, sin tocarlo, generalmente está en modo normal. Cuando la hayas usado durante unos días y si notaras que salta muy pronto o bien salta muy tarde entonces lo vas regulando hasta dar con el nivel óptimo para tu caso.  En el 90% de los casos los clientes suelen dejar el nivel en el que se trae de fábrica.

Otro factor que deberás tener en cuenta es definir de cuanto tiempo quieres que se generen los videos cada vez que se detecte movimiento.  Por regla general suelen hacer videos de 10 minutos cada vez que detectan movimiento, sin embargo, estos parámetros se pueden cambiar generalmente para que te graven videos de 5, 10, 15 o incluso 30 minutos cada vez que detectan movimiento.

Es importante un detalle por el cual muchos clientes nos preguntan: el 95% de las cámaras autónomas, sin estar conectadas a la corriente, no ahorran energía mientras están puestas en modo detección de movimiento.  Por lo tanto, en este sentido, es lo mismo que si la pusieras a grabar de forma continua.  Eso si, ahorrarás espacio en tarjeta de memoria y posteriormente podrás visualizar las grabaciones más rápidamente.

¿Y una vez que hayas grabado el momento? ¿qué hacer?

Me han rayado el coche y se quién es, esta es la frase que dirás cuando visualices las imágenes de tu cámara de vigilancia instalada en tu coche, en el momento en el que el delincuente esté en imagen. No te vayas a vengar, ni a tomar la justicia por tus manos, lo ideal es lo siguiente:

Averigua legalmente como proceder, normalmente para esto hay multas estipuladas en la ley. Por lo tanto, si conseguiste averiguar quién rayo tu coche se procede a realizar una denuncia por rayar tu coche la cual le llegara a la persona, siempre y cuando se vea que actúa de forma premeditada en el video.

¿Me pagarán los gastos de reparación sí mi cámara ha capturado el momento?

Si logras demostrar ante el juez que el acusado es culpable, lo que procede es que el condenado deberá pagar la reparación de tu coche y si los daños superan los 400 euros contará como delito. El mismo personaje deberá pagar una multa que se calculara según los daños ocasionados y la renta de la víctima.

Aunque no lo creas estos hechos ocurren más de lo que te imaginas. Y los culpables pueden llegar a pagar mucho dinero.

En el 2011 una joven fue condenada a pagar casi 6.000 euros por rayar el coche de su vecina, en este monto va incluido la indemnización a la dueña del coche por 2.546 euros, la multa por un valor de 1.800 euros y el pago por el gasto de la instalación del sistema de vigilancia del coche, cuya factura de pago fue de 1.200 euros. Un precio que le tocará pagar al delincuente para una travesura injustificada.