Blog de Espionaje

Cámaras de seguridad en los vestuarios de gimnasios: ¿sí o no?

camaras en vestidores

Instalar cámaras de seguridad en un gimnasio puede tener sus ventajas y desventajas. Algunas posibles ventajas son:

  • Ayudar a proteger a los usuarios del gimnasio de actos de violencia, robos o cualquier otro tipo de delito.
  • Proporcionar una mayor sensación de seguridad y confianza a los usuarios, lo que puede ser beneficioso para la reputación del gimnasio y para atraer a más clientes.
  • Ayudar a identificar a personas que causen daños o incomodidades a otros usuarios, lo que puede facilitar su expulsión del gimnasio o la toma de medidas legales en su caso.

Sin embargo, también hay algunas posibles desventajas a tener en cuenta al considerar la instalación de cámaras de seguridad en un gimnasio:

  • Puede resultar costoso instalar y mantener el sistema de cámaras.
  • Es posible que algunos usuarios se sientan incómodos o incluso invadidos por la vigilancia constante a la que estarían sometidos.
  • Es importante garantizar que se cumplen las leyes y regulaciones sobre privacidad y el uso de imágenes de vigilancia, para evitar problemas legales.
  • Es necesario tener un plan de gestión y uso adecuado de las imágenes grabadas por las cámaras, para garantizar su seguridad y evitar su uso indebido.

¿Se pueden instalar cámaras de seguridad en gimnasios?

Cada vez son más los negocios que requieren del uso de cámaras de vigilancia para comprobar que todo esté en orden y que el equipo esté seguro o esté siendo usado adecuadamente. En cuanto al uso de cámaras de seguridad en los gimnasios hay ciertos aspectos especiales que deben de tenerse en cuenta. También debes conocer que existen todo tipo de cámaras, algunas muy discretas, como es el caso de las mini cámaras de grabación continua y otras que puedes encontrar en el mercado.

Sin embargo, en negocios como los gimnasios es importante tener en cuenta que se deben seguir ciertas reglas especiales, ya que hay áreas que son privadas y que por ley no se deben de encontrar bajo vigilancia. Por ejemplo, esto ocurre con la instalación de cámaras de vigilancia en los vestuarios de gimnasios, que son zonas comunes en las que se tienen que respetar ciertas reglas.

De esta forma, ¿es legal usar cámaras de seguridad en los vestuarios? La respuesta es un rotundo no. Pero hay ciertas consideraciones que se deben tener en cuenta para ver si hay casos en los que esto pueda ser autorizado.

Ahora profundizaremos más en el uso de las webcams en los gimnasios y en algunas de sus áreas, como es el caso de los vestuarios y las zonas comunes, como las taquillas:

¿Es legal colocar cámaras de seguridad en vestuarios de gimnasios?

Con el fin de poder profundizar más en el tema y conocer a fondo la legislación sobre el uso de cámaras de video vigilancia en vestuarios, es importante repasar el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores.

En este artículo se indica que los negocios y los empresarios tienen la posibilidad de adoptar medidas de control que se pueden considerar como necesarias para el cumplimiento de las normativas necesarias dentro de sus instalaciones.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que la normativa se encuentra sujeta a varias limitaciones. Es muy importante conocer estas limitaciones para asegurarse de que el uso de las cámaras de vigilancia sea el adecuado.

Para empezar, los empresarios no tienen la posibilidad de ejercer dicho derecho de forma unilateral, dejando claro que hay ciertos requisitos que se tienen que cumplir al respecto.

El primero de estos es que están obligados a informar a todos sobre el uso de cámaras de seguridad en el gimnasio y en ciertas áreas. Para esto se tiene que colocar un cartel que indique que se trata de una zona video vigilada del gimnasio.

Por otro lado, y relacionado con el uso de las cámaras en ciertas áreas como los vestuarios, es obligatorio tener en cuenta la intimidad, la integridad y la proporcionalidad de las personas que estén siendo vigiladas.

En este caso, la instalación de las cámaras siempre debe respetar la proporcionalidad, lo que quiere decir que el uso de las cámaras de seguridad tiene que ser proporcional al objetivo que se quiere conseguir, pudiendo garantizar de esta forma el cumplimiento de las normas y la seguridad.

En el caso de los vestuarios es importante tener en cuenta que por ningún motivo se debe de perder de vista el derecho a la intimidad de los usuarios. Esta norma indica que se no se pueden adoptar ciertas medidas de seguridad que sean consideradas como una violación al derecho de privacidad o integridad.

Teniendo en cuenta lo anterior, debe quedar claro que el uso de cámaras de seguridad está prohibido en los vestidores, probadores, vestuarios, aseos y zonas de descanso. Lo mismo sucede con cualquier otra zona del gimnasio que pueda representar una violación de los derechos de privacidad de las personas.

Sin embargo, también se debe de tener en cuenta el hecho de que en la ley se pueden encontrar algunas excepciones, ya que los tribunales van creando precedentes conforme se presentan nuevos casos.

¿Cómo se deben cumplir las directrices impuestas por la AEPD para el uso de cámaras de vigilancia?

Hay una serie de obligaciones y directrices indicadas en la instrucción 1/2006 de la LOPD que se deben de tener en cuenta:

  •        Siempre respetar la proporcionalidad.
  •        Informar sobre la captación de imágenes en las áreas que estén siendo vigiladas.
  •        Respetar el derecho de las personas y el ordenamiento jurídico.
  •        Conservar las imágenes grabadas por un periodo no superior a 30 días.
  •        Crear un fichero de imágenes notificándolo previamente a la AEPD para su inscripción en el Registro General.
  •        Elaborar un Documento de Seguridad sobre el uso de las videocámaras de seguridad.
  •        Las medidas de seguridad relativas a la captación de imágenes de seguridad deben de estar protegidas con contraseña, modificándose según sea indicado por el plazo de ley.
  •        Las cámaras instaladas en espacios privados no pueden obtener imágenes de espacios públicos salvo que sea imprescindible para garantizar la seguridad. Así se evita el tratamiento de datos innecesarios.

Como puedes ver, el uso de cámaras de vigilancia en los gimnasios tiene ciertas limitaciones. Por eso, conviene informarse bien y buscar todo tipo de soluciones existente en la actualidad, como la instalación de una cámara espía con sensor de movimiento u otras cámaras espías existentes en el mercado.